13 julio 2006

Terrorismo islámico, terrorismo occidental

Un matrimonio y siete niños mueren en un bombardeo de la aviación israelí en Gaza
¿dónde está la conciencia de todos, católicos, progresistas, fascistas....?
Vamos, por un momento, a pensar que los muertos son valencianos, o más lejanos, judíos. ¿Qué hubiera pasado? ¿Cuántas manifestaciones de duelo se huberan producido?
Pero claro, son muertos de segunda división, que no valen lo mismo que nuestros muertos.
Pensar por un momento que fueran vuestros hijos, o los hijos de algún familiar o allegado. Es una pena, que los muertos de los pobres no valgan nada.
Imaginaros por un momentos que uno de los niños que se han salvado (eran nueve hermanos) crece con el odio hacia los occidentales, ¿qué será capaz de hacer dentro de unos años en cualquier vagón de tren? Poneros en su lugar por un momento. La violencia sólo lleva a la violencia.
¿qué diferencia hay entre morir en una cámara de gas o por una misil militar en tu propia casa?
Más vale perder algo en una negociación, que continuar enterrando muertos.
Esta locura entre palestinos e israelitas debe acabar de una vez, y hay que acabar con las tropelías de unos y de otros, porque la fin y al cabo, los que sufren y mueren son la población civil de uno y otro lado.

1 comentario:

Alfonso dijo...

ojala, pero ya sabes que hay estados de primera y de segunda. Israel es de primera y los arabes sin petroleo e influencias de segunda.