16 abril 2009

Una de miserables y de sinvergüenzas, banqueros y políticos piden atrasar la edad de jubilación

Ahora va y resulta que quieren atrasar la edad de jubilación, y lo dicen dos representantes de los sectores que pueden jubilarse a edades muy inferiores a la de la mayoría de los españolitos. ¿Quién no conoce un banquero que se haya jubilado con menos de 60 años? ¿Quién no sabe de un político, diputado, consejero, alcalde, presidente de Comunidad, senador, eurodiputado que deje su puesto y ya tenga el sueldo para toda la vida?

Si, son unos miserables y unos sinvergüenzas, las empresas no hacen más que deshacerse de sus trabajadores más mayores, y los aristócratas del siglo XXI pretenden atrasar la edad de jubilación. A asfaltar carreteras (por ejemplo) se tendrían que ir el señor Blanco y el señor Ordoñez, para que desearán que llegará su jubilación. Claro con sus fabulosos sueldos yo también estaría trabajando hasta los ochenta años, ¡no te jode! (perdón por la chabacanería).

De nuevo desde la élite de la sociedad, desde la punta de la pirámide ejecutora de la gran crisis mundial, echan la culpa a los trabajadores de la crisis que ellos mismos han provocado. Perfecto, ellos a seguir viviendo del cuento y con unos salarios extratosféricos.

¿Os imagináis un país donde los jóvenes estén en el paro y se contrate a personas de 67 años? En España todo es posible.

Puesto que estas élites económicas pueden cobrar lo que ellos quieran, propongo dos cosas, que se les suba los impuestos al 80%, al menos las arcas del Estado no tendrán déficit y que se dividan por tres el número de diputados, concejales, senadores, eurodiputados, altos cargos, asesores....

Eso si, si Ordoñez quiere seguir trabajando hasta los cien años a mi me parece bien, que lo haga.

- Más de lo mismo: Rajoy coincide con Fernández Ordóñez y pide la renovación del Pacto de Toledo


1 comentario:

Carmen dijo...

No tienen vergüenza, Y eso dicho por represetantes de un partido socialista que dice decir que es de izquierdas. Bien. Cada vez a peor