15 junio 2009

La Marina de Valencia vacía como los votantes de Rita Barberá

Quiero referirme a todos aquellos votantes "ciegos" del Partido Popular, porque se creen a pies juntillas todas las maravillas que les cuentan en Canal Nou (televisión de los votantes del Pp y de la Iglesia Católica). Sólo quiero que abran los ojos, cojan en transporte público y se acerquen a la Marina de Valencia, si al famoso Puerto de Valencia, en efecto, a ese que Puerto en el que se invirtieron más de 500 millones de euros, y que se vendió como que por fin Valencia se abría al mar (otro fiasco como lo es la Prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez).

Digo pues, que se den una vuelta (si pueden) por el Puerto de Valencia que los valencianos han ganado para la ciudad. Visiten sus zonas arboladas (si las ven), tómense un refrigerio en unas de sus fabulosos terrazas (si consiguen primero ver una abierta, luego que le entiendan, y luego que no le de un ataque cuando le den la cuenta). Suban y disfruten del edificio Veles e Vents y de todas sus actividades (hay perdón, no me acordaba que está abandonado).

Por favor, cuando visiten la gran Marina de Valencia háganlo con los ojos abiertos, recuerden, ABRIR LOS OJOS, y luego es una alarde casi imposible, intenten pensar por ustedes mismos y (creo en las utopías) saquen sus propia conclusiones, vean quien les ha mentido, y si aún así prefieren que sea el Partido Popular el que les mienta, háganme el favor de al menos dejarme a mi en paz, y no intentar que yo vea lo maravillosa que es Valencia (porque podría serlo sin mucho esfuerzo).

REPITO, ABRAN LOS OJOS, INTENTEN PENSAR, Y YA PUESTOS A PEDIR, SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES (LLÉNENSE DE IDEAS PROPIAS).

3 comentarios:

Carmen dijo...

Prometo llevar los ojos muy abiertos si voy por Valencia. Ya has hecho que me entren ganas de ir. Hace ya unos años que no paso por esa tierra.
Me ha gustado tu entrada. Un beso

severino el sordo dijo...

No conozco valencia,pero su alcaldesa relmente asusta,paciencia algun dia vereis la luz ,un saludo.

Anónimo dijo...

Eso, abramos los ojos, y si paseando por el cabanyal vemos un hueco en donde antes había una casa, y un poco más allá otro, y otro, no demos crédito a lo que ven nuestros ojos. Nos muestran solares vacios, pero en realidad están llenos de especulación, hay toneladas de abandono premeditado, historias de gentes que amaron esos vacios de ahora que antes tenían perfiles, hay un barrio entero barrido poco a poco por la avaricia de unos pocos. Hay unas raices que lentamente van talando para construir un barrio nuevo para otros que no jugaron, amaron, lloraron en sus calles. Si, abramos los ojos y veamos más allá de lo que nos muestran.