13 marzo 2009

El chantaje de las empresas automovilísticas

Reconozco que no estoy muy al día en cuanto a macroeconomía, me imagino que como la mayoría de ustedes. Lo que me chirría los oídos, es que las grandes empresas automovilísticas estén acojonando a todos los gobiernos del mundo, y realizando un chantaje, que si lo hiciera cualquier hijo de vecino ya estaría en la cárcel.

Me parece inaudito, que se estén haciendo ERES por todo el planeta, y que todavía no se haya escuchado los posibles ERES a los directivos y altos cargos de esas empresas automovilísticas.

Y más inaudito me parece que amenacen con tirar a cientos de trabajadores a la calle por tener miles de coches sin vender, y que sin embargo se obligue a los trabajadores a coger horas extras los sábados para construir un coche que tiene una alta demanda.

Pero como he dicho, no entiendo de alta economía, y no puedo explicar como es posible que estas empresas tengan cogido, con perdón, de los cojones a cualquier gobierno. Parece claro que la amenaza de un cierre significaría el despido de miles de trabajadores directos e indirectos, y así están los gobiernos que se pliegan a todas las demandas de las empresas.

Así pues no le queda más remedio a los gobiernos de pagar con el dinero de todos, los supersueldos de los directivos y altos cargos de las grandes empresas, con el fin de no despedir a sus propios trabajadores que los hacen millonarios.

- El sector del automóvil pide al gobierno ayudas directas (¿por qué nunca piensan en bajar los precios de los vehículos? A lo mejor así empezaban a vender coches como churros) (igual que la vivienda, muchas empresas y personas con varias viviendas sin poder vender, pero no bajan los precios a la mitad). Propongo que los 560 millones que pide el sector del automóvil se ofrezca a los parados para que puedan crear sus pequeñas empresas o puedan realizar estudios para acceder a nuevos trabajos, y los grandes directivos que se vayan a esclavizar a trabajadores de otros países.

1 comentario:

Carmen dijo...

Una sabia reflexión pero veo al Gobierno paralizado en sus iniciativas y aturdido con las grandes patronales, esa es la pura verdad. Mientrás la cifra del paro está en torno a los 3'5 millones. Terrible, verdad?