16 marzo 2009

La secta continúa con su cruzada

Vamos a imaginar por un momento que la secta,  otrora iglesia mayoritaria por “cojones” en España, gastará tanto dinero y tiempo en atacar las empresas armamentísticas, o las guerras, como ataca el uso terapéutico de las células madre o el aborto. Tal vez tendría muchos más adeptos de los que tiene ahora. ¿Qué sentido tiene proteger un embrión más pequeño que la cabeza de un alfiler cuando se puede matar a niños con las armas más sofisticadas? (como bien dice el doctor Hamid Gourabi en esta entrevista) (parece mentira pero hasta los musulmanes están en este punto más adelantados).

Pero eso a ellos no les importa, como no les importa a muchos de sus seguidores (rebaño de dios).

Si los altos cargos de esta secta, iglesia, sociedad o como quieran llamarla, son capaces de dar la excomunión a una pobre niña violada que ha abortado, si son capaces de criticar el nacimiento de un bebé que ha conllevado la salvación de su hermano, si son incapaces de lanzarse a la calle por la paz mundial, sólo podemos pensar que lo único que les interesa es mantenerse en su poltrona terrenal. Y su riqueza en este mundo se va a terminar tarde o temprano (el día que quiera el parlamento español).

 

Postdata: Cambiado de tema y volviendo al presunto Camps les invito a leer “¿Pero este hombre paga algo?”

2 comentarios:

Carmen dijo...

Es tan canallesca la campaña de los "eclesiasticos" que ya ni merece la pena seguir hablando de ella. Cómo se atreven a insultar a tantos ciudadanos que queremos un estado laico y que queremos ser respetados. En fin... cosas veredes...
No, yo creo que "este hombre" no debe pagar nada...

Benet dijo...

Si Carmen, un estado laico. No se que poder tienen Rouco y compañía que los socialistas no se atreven a acabar con los privilegios de esta gente.