16 mayo 2009

Libertad para Aung San Suu Kyi


Premio Nobel de la Paz birmana retenida desde el año 1996 en su domicilio por el ejército birmano. Marioneta del imperialismo yanki según el ejército, pero presa sin libertad por ellos, sin que ni siquiera pudiera compartir los últimos días de vida de su marido. Nadie la puede ver, no puede abandonar su casa (durante estos años sólo pudo reunirse unas horas con su hijo), no puede recibir noticias de nadie. Su tortura no deja lugar a dudas sobre la dictadura en Birmania (Myanmar o Burma).

1 comentario:

Carmen dijo...

Su situación es dramática y no hay forma que la junta militar revoque su decisión o al menos suavice su encarcelamiento. Es una figura muy interesante y cuando estuve en Rangun fui a ver su casa, por fuera obviamente porque está todo acordonado. En fin, es una de las dictaduras más crueles que existen hoy día.
Un beso