24 julio 2009

Empresarios contra trabajadores

Muchas veces oigo decir que los sindicatos no sirven para nada, pero mi opinión sobre ellos es la misma que mi opinión sobre la democracia. Prefiero el peor de los sindicatos a la mejor de las dictaduras empresariales.

Creo que la mayoría son de mi opinión. ¿Qué prefieren, trabajar bajo un sistema empresarial oriental o bajo un sistema empresarial occidental?.

También estoy con la mayoría de ustedes al pedir a los sindicatos mayor transparencia, menos tocarse los huevos y menos chupar del bote, pero si no existieran los sindicatos, los trabajadores seríamos una auténtica mierda.

¿Se imaginan ustedes volver a trabajar todas las horas del mundo? ¿Si imaginan ustedes no tener derecho a vacaciones? ¿Se imaginan ustedes no tener derecho a sanidad, ni a jubilación?.

Eso más o menos es lo que quieren los empresarios españoles unidos con el Partido Popular (no podía ser de otra forma). Pero no sólo con el Partido Popular, sino, y lo que es peor, con muchos trabajadores que votan al partido de los empresarios sin ni siquiera saberlo Para la CEOE el diálogo social se trata del diálogo entre ellos mismos.

Creo que urge una declaración pública del líder de la oposición explicando bien claro que política laboral pretende cuando llegue al poder, sin medias tintas ni demagogias.

En este año donde el número de parados supera los 4 millones de personas, aún nos vienen los empresarios y dicen que hay que abaratar el despido, como si en España fuera imposible despedir (pretenden que despedir a un trabajador sea gratis, aunque según la patronal no sea eso lo que piden). Para muestra un botón, la demagogia de la CEOE ralla el absurdo, todos los días nos enteramos de nuevos despidos, y aún pretenden eliminar derechos logrados por los trabajadores.

Si tenemos que apretarnos los cinturones, empecemos por los millonarios, de los que cada día hay más en España y en todo el mundo.

Propuestas de los empresarios

2 comentarios:

severino el sordo dijo...

Los sindicatos que tenemos son tan necesarios como malos haciendo su trabajo,un saludo.

Félix Soria dijo...

Paradójicamente, en boca de asalariados es más habitual escuchar críticas a los sindicatos que a las patyronales o a los empresarios.
Un abrazo.