18 diciembre 2009

En contra de la fiesta nacional y en contra de la tortura animal.

No nos tenemos que equivocar y dar vueltas y vueltas. La fiesta nacional es una auténtica mierda. En España, no hay nada como la corrupción, es deporte y fiesta nacional, y yo sin ser catalán, estoy en contra de toda corrupción. Aunque suponga la pobreza de muchos corruptos, y de que genere miles de puestos de trabajo, y de que se amenace con que desaparecerán los corruptos bravos. Me da lo mismo.

Sé que hay muchas personas, puede que la mayoría de los españoles que están a favor de la fiesta nacional, pero yo me niego a aceptarlo, y soy de los que piensan que los corruptos además de la cárcel, deberían devolver todo aquello que han robado.

Estarán en la cárcel pero nunca más vuelven a devolver lo que se han llevado. Dos años de cárcel y a vivir del cuento el resto de sus días. Es intolerable por mucho que sea una tradición que represente al pueblo español.

Por cierto, soy contrario de las otras tradiciones denigrantes, del maltrato-festivo de animales, del maltrato de mujeres, de la tradición más antigua de la prostitución, de la tradición del burka, de la tradición de la ablación, de la tradición de la obligación religiosa, de la tradición de la lapidación, de la tradición de jurar sobre biblias o coranes… y estoy seguro que la mayoría de los que han firmado contra la tortura de los toros, lo han hecho por eso, por la tortura del animal, no por valores o no valores patrióticos.

1 comentario:

La Araña Peluda dijo...

Bueno, lo de llamar "nacional" a esa cosa es como darle de comer a los difamadores que llaman "independentista" a cualquiera que esté vomitando por culpa del toreo. La fiesta no es "nacional", es internacional, de hecho. Tendrías que ver a los gabachos del sur, fanáticos hasta el envilecimiento, que veneran a Ozé Tomá como si fuera un dios..